6.8.06

Es imposible amamantar la historia de esta forma. ¿Contribuir para qué? ¿Amar para qué? ¿Sexo para qué? ¿Placer para qué?Es imposible amamantar las ganas desde el punto de partida sintiendo que ser adultos será simplemente sistematizar la teta, dar la leche que algunos quieren, sus cantidades, sus gustos, sus fines, como ellos quieran.
Entonces la ternura controlada es hostil, las palabras premeditadas no tienen sentido, los abrazos dejan de ser sin medida y pasan a no medir nada.
Desde la primear letra, todo texto tiene un formato que a alguien le sirve, toda historia no permite imaginar más que lo explícitamente dicho. La imaginación termina siendo entonces el arma del ingenuo. Ingenuo que levanta vuelo con alas de terciopelo y ve sobre el smog de las grandes ciudades y respira aire y se llena de naturaleza viva.
¿Cómo no amamantar la fe, una fe nueva, desde los intentos de hacer brotar nuevos árboles, nuevas flores, nuevos mares? ¿Cómo no ser mujer fértil desde el útero que quiere procrear seres capaces de cambiar el mundo?¿Cómo querer fecundar una máquina más de dólares? No. No seguir el patrón de cabezas sin cerebros, no dar a luz uno más, sino dar a luz una nueva luz.
Porque desde que nacemos nos educan así, desde que nacemos existimos para un mundo. ¿Y existir POR un mundo? El mundo que nos dieron no tiene que ser obligatorio. Las opciones no están, hay que crearlas. Tenemos que optar por crear opciones.
Nuevas opciones de amor, de vida, de ideas, de caminos, de trabajos.Apagar la tele, encender las cabezas. Dejar de hacer el amor por hacer el amor. Empezar a hacer el amor por amor al arte de ser seres humanos con capacidades increíbles.
De ahí en más… las manos que trabajan tierra quieren vivir de lo que ellas den, los alambrados de nuestras tierras sienten miedo de la mano del hombre que los derriba y construye un mundo con posibilidades para todos.
Para que el que toma la azada y siembra una tierra viva de ella, trabaje por ella, se queme la espalda por ella, tenga hijos en ella, se enamore en ella, muera en ella.
Entonces podremos hacer el amor por amor al arte de procrear seres que nacerán y vivirán en la tierra de todos, la tierra de mundo redondo, la tierra de meridianos y paralelos y trópicos y polos y selvas y desiertos y animales y árboles para todos.Ya no será tan difícil amamantar un siglo de gente nueva.

3 comentarios:

anto dijo...

Nena cada día me sorprende más lo que escribís. Muy bueno! Me das tantas ganas de hacer cosas...
Muchas gracias por compartirlo! Suerte que volviste a actualizar.
Te adoro!

Gustavo dijo...

Bueno señorita, mire que yo sabia que ud. era una personita especial pero no sabia que tenia esas ideas en la cabeza. A pesar de ser usted una niña`pequeña cada dia que pasa aumenta mi respeto.
jejeje che en serio, me gustó mucho este texto. Espero leerte más seguido, porque uno tiene la sensacion de abandonar las cadenas este sistema... aunque solo sea la sensación.
no abandones a tus fans jaja
un beso!

Leo dijo...

Que cosa con el sistema che...
Hoy me encontre la alegoría de platón entre unos papeles. Me acorde del paralelismo ese que hay con las cadenas, las sombras...
Estamos cntra una pared mirando sombras que sabemos quienes las proyectan. Así estamos desde que nacimos y no tenemos las disposición de levantarnos y romper las cadenas. A veces parece que no hay a donde ir.
Suerte que me quedan tus palabras digitales. Eso no se escapó todavía.

Un beso grande, gracias!