23.2.07

En la cima de algún lugar elevado, había alguien.
Tuve que concretar misiones para llegar, hacer de retazos corazón, de ilusiones manos, de misterios certezas.
Encaré las cosas como si fueran de mentira, como si al volver la cabeza aun estuviera ella ahí, esperando para decirme que es mentira, que no se acabó el tiempo que nada era demasiado trascendente.
Hubo que bajar a tierra. Ya alguien me lo había dicho antes... y nunca termino de estar totalmente conciente de la realidad.
Pero el rumbo... va marcando al rumbo en sí. Haciendo el camino. El tiempo, pasa. Los besos, pasan. La claridad se oscurece.
Y todo es tan así...
Se marchitarán como cuando acostumbraba despedir los anocheceres en la ventana, envejecerán las flores en un marco de luz otoñal y, bajo la misma claridad, una vaga sonrisa se esfumará para dar paso a la lluvia.
Va pasando... la vida acaricia nuestro cuerpo con sádico placer, le da gusto irnos meciendo, ir acoplando besos con garrotazos, amores con desepciones, lluvias que alivien alguna sed desesperada con tormentas que nos inunden el alma.
Y así, vamos yendo hacia alguna parte. Enemistándonos con nosotros mismos, amando profundamente este vaivén.
En la cima de algún lugar elevado, había alguien.
Era la persona que, negándola, siempre esperé. La cima no era nada en especial... era un obstáculo más que alguien, quizás algún travieso con cara de destino, dejó caer por ahí.
Y desde ese momento todo comenzó a ser más intenso, menos triste y más incierto.

5 comentarios:

Capitán Garfio dijo...

No voy a parar de sorprenderme. Encima de que cada vez que escribís me das una patada en el alma, ahora diste vuelta el blog y lo dejaste muy bien. ¿Qué pretendés? Podría estar horas viendo como vas y venis con las cosas, haciendo un poco lo que querés, un poco lo que tenés que hacer. Te vas a volver loca, y ya estás volviendo locos a los que te acompañan de alguna u otra forma.
La cina, la cima... capaz que nunca se llega. Porque si no... cuantas montañas hemos subido y bajado ya?
Es recontra tarde. Y mañana prometí que íbamos a conocer un par de lugares.
Pero me quedaría así mucho rato. Muchísimo.
No des marcha atrás, eh? Y es hora de empezar a escalada.
Abrazo, mierda.

Capitán Garfio dijo...

Y por favor... no empieces a tomar café nunca. Ya estás bastante pasada de revoluciones como para añadir algo más... lo bueno de vos es que tu locura es pura y exclusivamente natural.
Mierda, repito.

Guille dijo...

Opa... creo que me equivoque de lugar.



Ah no... este es tu blog??? jajaja, que bueno quedó! Che te vas a la mierda, me gusta muchisimo como escribis.
Go on!!
Pará que cierro la boca.

Ta.

Andre dijo...

Alabados sean los regresos!

Nacho dijo...

Buenísimo negra! Mil felicitaciones para vos. Me encanta.
Despues mansame un mail o algo qe tengo noticias ;)
Abrazo y segui escribiendo eh?