20.9.07

Estoy adentro. Tengo la certeza de que adentro solamente soy yo. Tengo el presentimiento de que afuera está todo lo demás. Lo quiero y lo que no. Lo que alcanzo y lo que no. Lo que busco y lo que no.
Estoy adentro. Las esquinas convergen en el mismo punto, dentro del ciclo en que una y otra vez estoy yo esperándome con el mismo ya sabías que iba a ser así. Las calles terminan haciendo dar vueltas al tiempo y siempre, siempre llega maquinar un día más.
Estoy adentro. Adentro del espacio de cristal que no rompen ni las manos que sean mías, ni las que quieran ayudar. Estoy adentro y tengo el poder de desintegrarme. Soy una partícula de formas raras que se va y se vuela alto, cuando quiere.
Adentro, adentro. El mundo que se vomitó la falta hace tiempo, y ya huele mal. Adentro es como yo quiero.
Estoy adentro, a pocos centímetros de querer salir, a mil kilómetros de hacerlo. Adentro, esperando a que vuelva a salir el Sol en la ventana donde se lo dejaron olvidado cuando apagaron la luz y dieron las buenas noches.

1 comentario:

Laura Liguori Rechain dijo...

lindo blog!!!!Muy interesante...
Saludos,Laura.